lunes, 24 de noviembre de 2014

Y PENSAR...




Y pensar que luego de tantas noches compartidas ya no nos hablamos.
Y pensar que después de tantas interminables conversaciones hoy no nos queda ni un saludo.
Y pensar que perdimos tanto tiempo en discusiones y peleas
Cuando pudimos haber aprovechado ese tiempo para besarnos,
Para fundir nuestras pieles,
Para reír, para compartir, para disfrutar, para acariciarnos, para amarnos.
Pero luego de tantos intentos no nos comprendimos.
Nos odiamos, nos dejamos de importar.

Y pensar que ya ni siquiera me haces falta,
Que a veces te recuerdo pero tu imagen se va rápidamente.
Y pensar que antes no podía vivir tranquilo sin saber de ti
Y hoy que no sé nada me siento mejor conmigo mismo.
Y pensar que tu vida debe seguir igual,
Enferma, drogándote, estresándote, besándote con alguien,
Igual de delgada y escuálida,
Igual de fría e inquebrantable.

Y yo aquí escribiendo para ti aunque ya no te necesite,
Aunque sin ti ya sea capaz de vivir,
Aunque a veces me lamente no haber podido pasar mis manos por tu piel desnuda,
Aunque vea tus fotos y aún me provoques,
Aunque en mis noches de calentura todavía evoque tu nombre para lograr eyacular.

Y pensar que de eso ya no queda nada,
Y pensar que así transcurrieron dos años y hoy todo quedó hecho polvo.
¿Estarás mejor sin mí? ¿Me extrañarás?
Lo cierto es que a pesar de que ya no me hagas falta,
No te podré olvidar.


Christian David Silva 



No hay comentarios:

Publicar un comentario